30 de noviembre de 2007

Contando las horas


Te has colado en mis palabras toda la tarde. Tu nombre ha estado todo el día enredado en mi boca, como tú en mi cabeza dando vueltas. Mi pequeña, eres tan frágil, tan hermosa, estás tan llena de luz...que se me encoge el corazón cuando tiemblas o sollozas. No quiero que tu cuerpo sufra, y menos aún si no puedo cuidarte dándotelo todo de mí. Necesitaba oírte y estar segura de que tu fortaleza interior empezaba a despertar cuando tú empezabas a dormir. Ahora estoy aquí, necesitando tu bien para poder conciliar el sueño yo y siento esa extraña sensación de falta mezclado con tristeza por tu ausencia.
Sólo quedan dos...para que vuelvas. Ojalá las horas pasen rápidas, tan ávidas como mis ganas, como mis ansias por estrecharte y que el tiempo se detenga por nosotras...

29 de noviembre de 2007

Sobreviviendo


Tu voz me hace sonreír (y de qué manera).
Me quedaría la vida hablando contigo por ese aparatito, con tal de no perderte y que me llenase el silencio frío de tu ausencia. Me das el aliento cuando estoy ahogándome; te necesito tanto, tanto...(Laura, tanto)
Pero, por otra parte, sé que estás disfrutando y eso me encanta, me gusta verte feliz, sea cual sea la forma de que consigas esa felicidad. Creo que me voy a volver loca, tarde o temprano, porque no dejo de pensar en ti todo el tiempo, en imaginarte, en soñar contigo (dormida o despierta).
Todas las canciones saben a ti, te veo en todas partes aunque nunca estés. Recuerdo nuestros momentos, te veo sonriendo, llorando, amando. Mi consuelo es que me quieres, que me lo dice tu voz aunque no me lo digan tus palabras. Intento aferrarme a personas que me dan el cariño que anhelo de ti, apoyándome en ellas, sobrevivo un día más. Y esta distancia me ayuda a comprender que eres un tesoro que tengo que cuidar con todas mis fuerzas y mi amor. Quiero consagrarme a ti, vivir porque tú vives, ser mejor para ti, construir un futura juntas, con las mismas manos, con las mismas metas. Estoy tan segura de que te amo, tan segura de que esto es sólo el principio...tan segura estoy, que asimilo, que no será la última vez que los kilómetros nos separen, ni la última en que te eche de menos (estés donde estés).
Y ya...sólo quedan viernes, sábado y domingo, y el lunes volveré a abrazarte y a obligarte a que me prometas que jamás me dejarás...y que el próximo viaje, lo harás conmigo.

Sombras



Me subo por las paredes, necesito que vuelva mi alma porque ya no me sostengo en mí misma. Todo me recuerda a ti, juego con tu anillo pensando en tus manos, me quedo suspendida en el aire imaginando como flota tu risa en él. Tengo frío a todas horas, y ya ni las cinco capas me lo quitan. Lloriqueo por los rincones, nada me interesa demasiado y ni hambre tengo.
Sólo pienso en ti y en volverte a ver. La distancia me hace daño, pero renaceré de las cenizas con el fuego de tu pasión.

Hoy, mientras iba en el coche...la escuché y pensé en ti. Nada, nada sin tu amor...
Sólo soy feliz cuando tú estás...
La estrella que me alumbra es tu voz...
Amanece, y mis manos con las tuyas se entretienen
me gusta ver tu despertar, y a mi boca ver tu cuello en libertad...
Me acaricias y me dices al oído que me quieres,
hay tanto amor, hay tanto amor...
para darnos esta noche y las demás...

28 de noviembre de 2007

No sé estar sin ti



Me siento morir cuando soy consciente de que no estás. Algo dentro de mí se parte y me aprietan las ganas de llorar, de llorarte como si hubieras muerto. ¡Tonta!, me digo a mí misma, diciéndome que esta distancia es insuficiente para separarnos, que tú volverás a mi lado en sólo cuatro días, que entonces te abrazaré tan fuerte, que no podrás irte nunca más...
Ha sido un día eterno, donde me asaltabas en cualquier momento y la nostalgia se derramaba en mis mejillas, y besaba tu boca de aire, atrapándote con ansiedad. Me he alimentado de ti todo el día; de tus mensajes y silencios, de tu ausencia y tu voz al otro lado, de tu Te quiero y la realidad de que me amas tanto como yo a ti. Dios, no sabía que te amaba tanto, que esto me iba a doler de esta manera tan inhumana. No quiero decirte nada, no quiero, pero no puedo evitarlo; sería mentirme a mí misma si admitiera que no te echo de menos y que soy un cuerpo en pena (porque el alma te la llevaste tú).
Estoy desquiciada. Hoy, mientras me desnudaba antes de ducharme, olía tu camiseta sabiendo que tu olor se ha metido en mi piel y abandonado la tela blanca; acariciaba las huellas con que has marcado mi cuerpo y te recordaba, tu calor enredado en mis piernas, tus manos buscándome, nuestras bocas encontrándose como dos famélicas en una tempestad.
No quiero ni imaginarme qué se cruzará por mi mente mañana, qué sentiré pasado, cuánto lloraré al día siguiente, porque cada vez te necesitaré más...
Por favor, no me hagas ni caso; tú sólo disfruta para que yo entienda que debo dejarte libre y dejar de ser esclava de esta locura...

Get this widget | Track details | eSnips Social DNA

27 de noviembre de 2007

Feliz viaje


Ya te echo de menos, mi niña. Ya quiero volver a abrazarte, estrecharte entre mis brazos, olerte, saberte conmigo, protegida de todos los males de este mundo, iluminada por tu sonrisa. Anoche, mientras te grababa mi voz para que te la lleves tan lejos como te llevas mi alma, sentía en mí una emoción cada vez más desbordante, hasta que llegó un punto en el que me quedé sin respiración, sin más palabras, y lloré, de puro amor. De la misma forma que he llorado hoy cuando al fin te he dicho adiós, hasta pronto, te gusta más a ti.
La perspectiva de tenerte tan lejos cinco largos días, no me gusta en absoluto; pero entiendo que debo aprender a sobrevivir sin ti, al menos, a no sentir esta necesidad angustiosa de tenerte conmigo siempre. Me costará un poquito, pero creo que me acostumbraré...
Lo que sé, sin duda alguna, es que cuando regreses a mí, volveré a ser la persona más feliz de este mundo...mientras tanto, iré caminando lentamente, para que me encuentres fácilmente al volver.
Quieras o no, ya no hay remedio. Somos una en dos cuerpos. Y por fin encuentro la persona a la que puedo dedicarle esta canción. Es toda para ti, mi cielo.
Feliz viaje. Te espero aquí...donde sólo tú sabes llegar...

25 de noviembre de 2007

Incapaz


Río con tu risa y lloro en tus lágrimas. Añoro tu presencia y te necesito con ansiedad. Pienso en ti constamente, a veces creo que el amor me matará. Esto es tan indescriptible...a veces me ahogo entre las palabras, sólo quiero gritar la verdad. Mi niña, eres una estrella, más brillante incluso que aquella de la película, más hermosa que la belleza misma. No sé cómo explicar todo esto que me abruma; me siento incapaz de construir textos tan poderosos como para llegar a transmitir fielmente este sentimiento.
Hoy soy toda tuya, de pies a cabeza, tú eres mi sentido, en ti reside mi esperanza...de ti es mi corazón...

24 de noviembre de 2007

En las nubes


Aún huelo a ti y mi boca siente el calor de tu boca, como si aún me besaras en esos últimos minutos. Vuelves a sorprenderme y a enamorarme, un poco más (si eso es posible). Vuelvo a echarte de menos, mirando esta cama donde tú no dormirás esta noche a mi lado. Siento que se me desboca el corazón tras recordar la certeza de que pronto te irás y tendré que estar cinco eternos días sin ti. ¿Cómo podré soportarl?, soy adicta a ti, de pies a cabeza, adicta a tu cuerpo, pero sobre todo, a tu voz, a tu sonrisa, a tu mirada...sé que estas palabras son insuficientes para explicarlo, hasta mis manos me parecen torpes e inútiles cuando quiero demostrarte todo lo que te amo a base de caricias que sólo deseo que toquen tu alma.
Quiero despertar contigo cada mañana, jugar como dos niñas a lo que nos apetezca, tocarnos, reírnos, enfadarnos...todo lo necesito de ti, y sólo a ti te necesito.
Jamás he estado tan enamorada de alguien como lo estoy de ti. Pero sé, que no tengo vértigo...me encanta estar en las nubes...

23 de noviembre de 2007

Mi lugar



Felices 5, mi niña
Amar: cambiar de casa el alma.

Constancio C. Vigil

22 de noviembre de 2007

La felicidad a través de ti


Eres el regalo más grande que me ha dado la vida.
Sin ti, el cielo no tendría tantos colores, mi camino no estaría tan iluminado, mi existencia estaría incompleta.
Pienso en ti, tan a menudo que mi mente se siente abrumada, pero es que es tan bonito quedarme suspendida en ti, tan bonito, tanto. Pienso en nuestro futuro y tengo miedo, pero a la vez, tantos deseos de estar contigo siempre, siempre.
El mayor derecho que tenemos las personas, es el derecho de ser felices. Yo sin ti, no puedo serlo...

21 de noviembre de 2007

Tras el sueño


Si tuviera magia, con un hechizo convertiría tu dolor en alegría, tu cansancio en serenidad, tu malestar en paz. Eliminaría las barreras que nos separan esta noche (y tantas otras) y con el poder de mi amor te curaría las heridas y te acunaría hasta dormir. No tengo magia, pero tú sí. Porque desprendes magia pura cuando duermes y, tras el sueño, regresas más viva que nunca, a sonreír al nuevo día. Bajo esa carita de niña buena, se esconde una astuta estratega, que maneja como nadie el arte de renacer cada mañana, bañada en positividad y buen humor.
Por eso, mi pequeña salvaje, ya que no puedo tenerte hoy en mis brazos, te prestaré a Morfeo para que mezca en su abrazo dulce. Piensa un poco en mí cuando él te atrape, porque sólo son mis deseos envueltos en la magia de tu existencia...

20 de noviembre de 2007

Plenitud


Quiero ver contigo todos los horizontes. Nado en una plenitud abrumadoramente cálida y especial. Me siento única, sonrío por todo, pienso en ti cada minuto y te deseo en cada instante. Tu sola presencia me hace la persona más feliz del mundo. Temo ser repetitiva, que te aburras de mi palabrería bobalicona...pero es que todo lo que puedo escribir es así, así de ñoño, de estos textos que destilan amor por en cada sílaba. Ojalá pudiera gritarlo, a veces es lo único que anhelo. Gritar que te adoro, que te tengo, que somos una...que reboso de suerte y felicidad, y que cada pequeña cosita que hago, la hago por ti...porque ahora tú eres el sentido de mi vida, mi todo y mi nada, mi luz y mi oscuridad...mi obsesión, mi cenit, mi niña...eres mi existencia completa. El pedacito que me faltaba para llegar a ser lo que ahora soy, he crecido y a tu lado, puedo tocar todas las estrellas...

19 de noviembre de 2007

Infierno dulce


No me puedo concentrar. Es imposible, me ataca tu recuerdo en todas partes. Miro la cama, donde tantas veces he tenido tu cuerpo tendido, miro la pared, donde te apoyaste y te besé, el armario entreabierto, cuando yo buscaba la ropa y tú me la quitabas. Estás en todas partes aunque tú no estés aquí. Tu esencia queda en mí siempre. Estoy anhelando ya tus besos; estoy preparando el preludio del sueño donde me atraparás, otra noche más. Intento filosofar, economizarme y dedicarme a otra lengua que no sea la tuya...pero es inevitable, recaigo una y otra vez, tu nombre, tu nombre tan dulce, que mis labios beben como agua bendita.
Puedes ser mi cielo o mi infierno...ahora mismo, me has sumergido en el infierno...un infierno terriblemente dulce...

18 de noviembre de 2007

El hilo




Tu voz de gata al otro lado del teléfono despierta a mis pasiones.

17 de noviembre de 2007

Ansiedad

Te deseo con locura. Creo que voy a fundirte de tan sólo mirarte como lo hago, como si mis ojos pudieran devorar tu sonrisa que me hipnotiza. Creí que hoy me moriría si no te besaba, si no te tenía al fin, pero, es curiosa la vida, aquí sigo, alimentándome de roces, de caricias furtivas y palabras a media voz. Te imagino todo el tiempo, te anhelo con tanta fuerza, que si no calmo pronto esta ansiedad, me consumiré en el fuego que me quema, en el fuego de esta pasión deliciosa. Te adoro con toda mi alma, te necesito, mi cuerpo te necesita, te llama a gritos cada noche, consciente de que está incompleto si tú no estás en él. Necesito tus manos, tus manos en mi piel, tu saliva en mi boca, tu calor enredado en mi calor, tu olor inundándome...¿es demasiado pedirte que me secuestres, que me lleves muy lejos y no dejes de hacerme el amor hasta que él nos haga? Por favor, concédeme mi único deseo: tú.

Bajo tu piel...


Me gustaría que, en esos momentos, el mundo se parase, congelar el tiempo y quedarme para siempre en ese instante tan mágico. He despertado muchas madrugadas pensando que estabas en mi cama, abrazándome y respirando fuerte (como sueles respirar, mi amor), y que tu corazón y el mío latían, juntos y felices. Tengo frío por las noches, ya ni la ropa de invierno me abriga.
Te necesito a ti para poder recuperar el calor que hemos compartido ya muchas veces, aunque no tantas como me gustaría, desde luego. Te quiero todas las noches conmigo, para que pueda desplazarme con total tranquilidad por tu piel, por tu suave y sedosa piel, para que pueda transportarme a ese mundo mágico que solo alcanzo cuando rozo tus labios.
Eres tan maravillosa, mi locura...tan maravillosa...que ya sabes lo que pienso. Sabes que creo que eres un ángel, y por eso puedo explicarme por qué toco el cielo, por qué me llevas al paraíso...
Pero perdóname...perdóname por amarte tantísimo, mi amor...

15 de noviembre de 2007

Respira

Después de ese brusco susto al corazón, podemos volver a respirar. Ya puedo sonreír disfrutando de cada palabra que me regalas, y volar imaginando las mil y una locuras que nos quedan por hacer. Y disfrutar cada noche, soñándome debajo de tu ropa...

13 de noviembre de 2007

Sonreír



Eres el motivo de todas mis sonrisas, las que saben a azúcar, las bobaliconas ésas, las picaronas y las de..."¿te puedo comer?"Este lenguaje nuestro tiene múltiples utilidades...además de ser muy espacial, porque nos decimos cosas que sólo tú y yo sabemos...dándonos besos sin despesgar siquiera los labios...

12 de noviembre de 2007

Mi flor azul


Quiero sonreír y no olvidar, aprender y no huir, caminar. Tengo miedo de tu miedo y siento dolor de tu dolor. Amo tu voz y tus llamadas, y me disgustan los días grises encerrada entre vientos de soledad. No espero que todo sea un sendero de blancas rosas, me gusta encontrar flores azules que me sorprendan y me despierten. No quiero palabras frías ni silencios incómodos, pero los prefiero antes que falsas palabras de odio y gritos estúpidos. Me gusta la verdad, por dolorosa que suene, y me gustas tú, por imperfecta que seas...

11 de noviembre de 2007

En tarros de miel

video



Me siento en el umbral de tus ojos y pierdo el miedo

vuelo esta noche tengo antojo de anidar en tu pelo

me riego pero me marchito si no te huelo

y me balanceo despacito empujao desde adentro

Y aunque a veces vuele bajo, cojo altura si te veo

eres rama, eres refugio, eres agua en mi desierto

Y aquí ando de nuevo, en la penumbra perdío

esperando a que vengas y con tu luz pueda ver el camino

me echo a sonreír al verte venir con la luna en tu ombligo

y en el aire cultivo palabras que voy a susurrarte al oído

Me siento tan bien que pienso guardar en tarros de miel todo lo vivido

pa cuando no estés, poder untar, con algo dulce el agrio vacío

que empieza a cocer y esto ya no es igual, ya no es lo mismo,

ni parecío que va, que va.

Otra noche con la misma flor y cada noche un aroma y cada noche un color

otra noche, envuelto en sus hojas su alegría me moja y yo soy esponja que lo absorbe to

Su alegría me moja y en sus labios se aloja un dulce veneno

Yempiezo a subir de nuevo p’arriba buscando la vida

M siento tan bien, que voy a construir en el cielo un jardín, sujeto con pinzas

donde ir a plantar flores pa reír, cambiar mis temores por suaves caricias,

y en una calá llegar hasta ti mezclarme en tu piel sin dejar pistas.

Ora noche con la misma flor y cada noche un aroma y cada noche un color

otra noche envuelto en sus hojas su alegría me moja y yo soy esponja que lo absorbe to

su alegría me moja y me da pa que escoja puestas de sol

Y sobre un canchal me siento a flipar y a recordarte dando paseos

me dejo llevar hacia tu voz cierro los ojos pa ver tu careto

Y vuelvo a quemar hierba pa reír cambiar mis temores por suaves caricias

y en una calá llegar hasta ti mezclarme en tu piel sin dejar pistas

sin dejar pistas

sin dejar pistas

Tal vez no será el mejor video ni la mejor puesta en escena...pero sus palabras describen perfectamente lo que siento por ti.

Te amo, mi locura

8 de noviembre de 2007

En la cuerda


Últimamente no me soporto ni yo misma. Me desespero subiéndome por las paredes sin cesar. Y la separación me afecta aún más, aunque a veces, es mejor que no te tenga a mi lado, para no pagar contigo lo que debo reflexionar en soledad. Me abruma y no sé qué es; me agobio, estoy sensible y a ratos enfadada con el mundo. Estás tan sexy siempre y yo tan de morros a menudo...qué relación tan rara, sí. Ojalá todo se esfume con el viento, y quedes tú abajo, tras el humo gris que se lleva los problemas, sonriendo...y al fin sepa que podemos disfrutar todo el tiempo que queramos, para comernos a besos....

6 de noviembre de 2007

Encrucijadas

Siento las dificultades del camino. Siento mis errores y sobre todo, el daño que puedo hacerte sin quererlo, mi amor. Siento la tensión y los roces. Sé que no está siendo la mejor de las semanas, ni de las épocas, pero, sería aún peor si no te tuviera a mi lado. Creo que no te lo digo lo suficiente, ni te lo demuestro tanto como quiero hacerlo. Odio ser una persona que no soy, no quiero tener frialdad ni ser calculadora. Sólo quiero sentir, sentir esa libertad que tú me das, disfrutar de la felicidad que me produce tenerte.
Es duro, mi niña, muy duro, y pesa...pero estamos juntas, frente a cualquier horizonte, aunque esté pintado de rojo fuego. Contigo no tengo miedo, pero no me gusta estar con la parte más oscura de tu carácter...necesito tu luz, más que nunca...

4 de noviembre de 2007

Derramando amor


Hay momentos en los que me gustaría poder pasar contigo todas las noches... acurrucarme en tu vientre, dejar que las horas pasen, refugiada en tu boca, abrazarte, susurrarte al oído mil palabras tontas... y en definitiva, amarte con cada centímetro de esta piel que, ahora, te pertenece a ti.

Buscando y buscando algo, algo que me dijera por qué estoy tan enamorada de ti, encontré solamente tu cuerpo, encontré tu sonrisa y tu sensual mirada, tu forma de besar, tu forma de ser... y, en definitiva, tú.

Es dificil dejar de pensar en ti, aunque tampoco pongo mucho empeño, porque cada segundo que pienso en ti, siento que estamos más cerca...y solo cuando te tengo delante, mis sueños, en los que cada noche te cuelas y me haces despertar con una sonrisa, se hacen realidad. Y como tener, apenas tengo pegas, solo la pega de que, en publico, hay que aparentar, aparentar que no te amo, que no amo hasta el aire que respiras... que no amo cada parte de tu cuerpo, y cada detalle de tu personalidad.

Quédate conmigo, y veamos juntas cada amanecer...

2 de noviembre de 2007

Carácter


¿Crees acaso que lo que me enamoró de ti fue tu tranquilidad (que no existe)? ¿Crees que te quiero quieta y callada?
Me gusta tu voz, tanto esos susurros dulces y cálidos, como el torrente de energía que desprende tu garganta. Me gustan tus movimientos, tu forma de caminar, rápida, segura, altisonante, masculina, sexy; tu forma de tocar, de besar, de amar. Me gustan tus errores...¡sí! Me gusta que te equivoques, que aprendas, que me enseñes también. No soy una maestra, ni quiero serlo, pero no puedo evitar que las palabras salgan de mí, aunque a veces suenen duras.
Mi niña, me gusta como eres, me encanta tu personalidad, me tiene loca ese carácter que tienes. Ese carácter lleno de luz, potente como una onda expansiva, como un huracán (que lleva tu nombre) y que barre con todo. Porque así eres tú, porque así te he conocido y he llegado a adorarte, a bendecir cada paso que das a mi lado.
Eres mi maravilla, mi dosis de realidad, mi pasión más grande y absorvente. Quiero que tú seas tú para siempre, pero, por favor, no me mires nunca más así, ni me hagas pensar que no me quieres. Prométemelo. Ahora, eso sí...comprende que me gusta discutir contigo...para disfrutar después de la reconciliación...