6 de septiembre de 2008

Sin ti en la cercanía


Hoy no llegaste. No me rozó tu cálida sonrisa ni me abrazó tu cariño convulso pero tierno. Hoy eché de menos a la niña que quiero, que, ausente, me miraba con la mirada usurpada. Te esperé sentada e incluso de pie, pero no te encontré. Tus palabras me golpearon como una oleada de viento y tu desidia mató mi paciencia, también a mi deseo.
Hoy podrías haber estado lejos de mí físicamente y nada habría cambiado. Porque hoy no estuviste conmigo ni yo contigo, porque estar sentada al lado de una persona no significa estar a tu lado. Tú no lo estuviste o yo, desde luego, no te sentí.
¿Dónde está la mujer que quiero?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Seguramente este a tu lado, acechandote, analizando cada uno de tus movimientos...incapaz de decir o transmitir...

A veces observar es mejor que cualquier otra cosa

Saludos!!

iShTaR dijo...

Las cosas irán mejor pronto... dicen que tengo voz de profeta (y realmente espero que así sea!!!)

Un beso!