15 de agosto de 2008

Llueven las palabras


Soy desde que eres. Mis noches resplandecen por ti, todo tiene más color, más sentido. Pensarte lejos de mi vida me llena de vacío, al igual que el vacío llena mi colchón y ensombrece mis sueños.
Estás cambiando, de una manera casi imperceptible: no sé por qué, te veo más guapa, más mujer, más inteligente, más misteriosa...más tú y más me gusta a mí. A veces siento que eres lo que me falta, que llenas mis huecos, que eres mi compañera en los obstáculos, que sólo tú puede llevarme al cielo o al infierno. Es la maldita magia del amor, que manejas al antojo mi temblor, que me das equilibrio y a la vez locura.
Podría dedicarte mil palabras pero ninguna ilustraría todo lo que eres. Quizá porque a menudo, lo eres todo...

1 comentario:

iShTaR dijo...

Ay mujer... me encanta cómo escribes... enserio me fascina...

Un abrazo... y mis mejores deseos para usted y su mujer!