23 de diciembre de 2008

Boca o corazón

Siempre estás en mi boca, aún cuando ni te nombro. El sabor que dejan tus besos no se lo llevan las noches de sequía y de anhelo, por más que duelan.
Tú fuiste mi golpe de suerte. Creo que me tocó lo mejor. No te cambiaría por nada, a pesar de todos los puntos negativos que pueda verse a nuestra relación. Es complicado, ¿verdad? Todo sería mucho más fácil si fuéramos otras personas, aunque también puede que más difícil. Pero, pese a las tormentas, resistimos, y estamos aquí después de dieciocho meses, sonriendo, felices como nunca. Quizá el día 14 dentro de siete meses...superemos tanta dicha.
Qué locura cuando lo pienso. Pero qué bonito. Supongo que tiene lógica que pierda la razón por ti, al fin y al cabo, siempre estás en mi boca...también en mi corazón.

3 comentarios:

Ariancha! dijo...

que onda hace unas semanas que sigo tu blog....
y me late como burro sin mecate!!!



ammm regreso despues a comentar bien
=)

por lo mientras saludaciones.....

Miguel dijo...

... Acabo de recibir
un bonito regalo
que te devuelvo en forma
de lienzo para dibujar
este tierno y soñador abrazo

Anónimo dijo...

Tengo muchísimas razones para amarte como te amo, mi vida.
Verdad que sí? Verdad que no nos vamos a dejar a la deriva?

Te amo, mi niña linda (L)